Y es que nos pasa a todos los moteros, no queremos ni oír hablar de accidentes o de caídas, nos da “yuyu”. Pero tarde o temprano tenemos que hablar de ello, debemos enfrentarnos a ello, nos guste o no, es importante. Nosotros los moteros miramos y mucho por nuestra seguridad y la de los demás, en contra de lo que Continuar leyendo...