Depresión de las defensas orgánicas, afecciones del aparato respiratorio, procesos gripales

0 Enviado por : Jue, 20 Octubre 2016, 13:33
Share Button

Nuestro organismo posee unos mecanismos que actúan para defenderse de los ataques exteriores y de eventuales anomalías  que pueden ser dañinas. En unas ocasiones estas defensas pueden estar bajas a causa de enfermedades, o tratamientos farmacológicos, u otras cosas, dejando el organismo expuesto a la aparición de patologías de todo tipo.
Últimamente han sido utilizados en la cura de la immunodeficiencia y de la immunosupresión productos de origen natural que han ayudado mucho en este tipo de disfunciones, como el propoleo, la equinácea y la vitamina C.

El aparato respiratorio está constituido por órganos y estructuras tubulares y cavernosas por virtud de los cuales  está particularmente expuesto en procesos inflamatorios y afecciones de origen viral o microbiano.
De la ayuda en su mejoría natural entran también,  el propoleo, la equinácea y la vitamina C que tienen actividad antiinfecciosa, antibacteriana y antiviral.

Las gripes son un tipo de enfermedad de gran proliferación sobre todo entre niños y ancianos. Tienen un origen viral y se caracterizan por inflamación de la mucosa nasal, faringe y conjuntiva, cefalea y mialgia intensas y a menudo generalizadas. Son comunes fiebre, escalofríos. Entre los antigripales naturales tienen mucho aprecio los naturopatas el propóleo, la equinácea y la vitamina C, vamos a verlos por separado;

aroma-906137_1920

PROPOLEO

Es considerando como el “antibiótico natural” por excelencia.
Es una resina fabricada por las abejas partiendo de productos de origen vegetal.
Sus propiedades son antibacterianas, antifúngicas y antivirales.
También posee propiedades de acción cicatrizante e inmunológica.

EQUINÁCEA

Los aborígenes del estado de Nebraska y de Missouri ya usaban la raíz de equinácea para curar las heridas infectadas y las mordeduras de serpiente. Solo a final del siglo XIX se estudiaron sus propiedades y se revelaron las numerosas virtudes de esta planta, así como su mecanismo de acción. Hoy la equinácea forma parte de diferentes preparados farmacéuticos y es una de las plantas sobre las cuales se han efectuado el número mayor de estudios. Las propiedades fundamentales de la equinácea son las siguientes:

• Inmunoestimulante: aumenta los mecanismos de defensa, por una estimulación general no específica, tanto de la inmunidad humoral que celular. Produce un aumento en el número de leucocitos en la sangre.
• Antitóxica: Estimula los procesos de desintoxicación en el hígado y en los riñones.
• Antibiótica y antivírica: Acción demostrada experimentalmente “in vitro”.
• Anticancerosa: Es capaz de destruir las células malignas “in vitro”.

Sus aplicaciones clínicas son las siguientes:
• Enfermedades infecciosas en general. La equinácea actúa más sobre el organismo que sufre la infección que sobre los gérmenes, por este motivo tiene una acción más lenta pero con mejores resultados a medio y a largo plazo que con los antibióticos. Tiene acción curativa y preventiva y además carece de los efectos secundarios de los antibióticos.
Se recomienda entre otras en las enfermedades infecciosas infantiles, en la gripe, en la sinusitis, amigdalitis e infecciones respiratorias agudas y crónicas, especialmente cuando se producen con frecuencia (efecto preventivo), en la fiebre tifoidea, en las septicemias (infección de la sangre). Se ha aplicado en el tratamiento del SIDA combinada con otros remedios con resultados muy esperanzadores.
• Lesiones de la piel como abscesos, heridas o quemaduras infectadas, foliculitis, acné sobreinfectado, úlceras de la piel incluidas las varicosas, psoriasis, dermatosis y eczemas. En estos casos se aplica sea externa como internamente.
• Picaduras de insectos y mordeduras de serpientes: tiene acción desintoxicante, neutraliza el veneno y evita su extensión. También en estos casos la aplicación es tanto externa como interna.
• Afecciones prostáticas: posee un efecto descongestivo sobre la glándula prostática y sobre todo evita las frecuentes infecciones urinarias que se producen por el vaciamiento incompleto de la vejiga.
• Tumores malignos: aunque hasta ahora su acción antitumoral se ha demostrado solo “in vitro”, hay razones suficientes como para pensar que pueda tener una acción beneficiosa en caso de tumores cancerosos. A la espera de nuevas investigaciones, la equinácea se debe usar únicamente como complemento de otros tratamientos antitumorales.

sun-hat-1519881_1920

VITAMINA C

La vitamina C o ácido ascórbico es una vitamina hidrosoluble que se encuentra en los frutos cítricos y en tomates, fresas y muchas otras frutas y verduras. Se elabora también por síntesis. La deficiencia de esta sustancia produce escorbuto y mala cicatrización de las heridas. Actúa en la formación del colágeno y aumentando las defensas orgánicas. Ayuda en la absorción de hierro por parte del organismo.
Se la asocia a los anteriores por sus propiedades antiinfecciosas y protectoras de las mucosas.

La vitamina C que tanto defendió el Dr. Premio nobel en química Linus Pauling; como antioxidante contra el envejecimiento. Que nos ayuda en la prevención de ciertos tipos de cáncer, reduciendo en un 50% el riesgo de contraer enfermedades. Es una vitamina hidrosoluble que se presenta en los frutos cítricos y en tomates, fresas y muchas otras frutas y verduras. Se elabora también por síntesis. La deficiencia de esta sustancia produce escorbuto y mala reparación de las heridas. Actúa en la formación del colágeno y aumentando las defensas orgánicas. Ayuda en la absorción de hierro por parte del organismo. Es una gran herramienta indispensable para la mejoría de la salud y es muy querida por los profesionales de la medicina natural.

Rafael Román

 

 

Share Button

Written by

Bienvenid@s a nuestro blog. Participa con tus comentarios. Administración Nutricionactiva

No Comments Yet.

leave a comment

Sigueme

Recibe cada artículo nuevo de este blog en tu correo.

Únete a otros seguidores: